Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Agosto 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Últimos temas
» Felicidades Kike!!!
Miér Feb 01, 2017 2:26 pm por karlmarkx

» Buenas gente
Lun Dic 12, 2016 11:46 am por karlmarkx

» 5ª VespaLentinada
Miér Nov 16, 2016 10:39 am por VALDERRABANO

» para vesperdidos Vespa 200 px disco 1999 1350€!!!!
Dom Nov 06, 2016 10:57 pm por karlmarkx

» VII Rally VESPERDIDOS 2016
Jue Sep 15, 2016 6:50 pm por Gejo

» una de espejos
Mar Ago 02, 2016 5:37 pm por vespajaro

» JUEVES SANTO 2016 - RUTILLA MATINAL!
Jue Mar 31, 2016 5:56 pm por karlmarkx

» Encendido nuevo? Cambio de motor?
Lun Mar 07, 2016 11:21 am por silvano

» RIBERESCUTERADA 2016 DIAS 13,14 Y15 MAYO
Vie Feb 05, 2016 10:33 pm por javivi

Palabras claves


Peasso relato. PENITENTES 2.011

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Peasso relato. PENITENTES 2.011

Mensaje  Kike el Dom Mayo 08, 2011 9:58 am

Esto de PENITENTES tiene una pinta cojonuda, el año que viene me lo planteo, 700km en un día y por montaña.

Copi pega de Vespania: pintxa aquí para ver todo el hilo.

Relato de Manuel Rodríguez de Tarazona.

Quiero contar la historia que va más lejos de montarte en una moto y hacer kilómetros, es una historia de vidas y de personas que por azar se conocen, no sé muy bien porque.
Estamos a finales de enero de 2011 y Ana Eva cuelga un hilo en el foro de Vespania en el que nos cuenta que se inician las inscripciones para la VII Ruta de los Penitentes, yo sabía que se trataba de una aventura de bastante dureza en la que se rodaban en una jornada no menos de 14 puertos y 600 kilómetros muchos de ellos de categoría especial, algo así como 3 etapas de Tour del tirón, en principio me apetece hacerla no por nada en especial simplemente es que tengo la moto muy nueva y gran parte de esta ruta se desarrolla en la comarca oscense del Sobrarbe lugar muy querido para mí.
Tomo el primer contacto con Ana para las inscripciones y me habla de la dificultad de estas con lo cual desde el moto club de Tarazona “Las Ratas del Queiles” del que soy miembro nos ponemos de acuerdo de cuantos queremos participas, seremos cuatro, aunque no haremos el recorrido juntos llevaremos motos de diferentes estilos y rodaremos con otros moteros a los que conocemos, de ”Las Ratas” nos apuntamos: Petita (que tiene inscripción por que ya había rodado Puertos Míticos), Novallero, Mikimoto y yo. Mikimoto es un motero aragonés de de toda la vida fundador de la reunión invernal de Arguis, que también organiza el Moto Club Monrepos (organizador de Penitentes) desde hace 37 ediciones, en la que se reúnen más de 400 moteros a -14ºC.
Llegado el día Miki nos hace las inscripciones, me llamó a la 1 de la maña por que no había perdido mis datos y me dio un susto de muerte, seguimos en contacto y quedamos para que más adelante me de mi preinscripción para el día de la Ruta poder salir, como yo vivo en Tarazona y él en Zaragoza, quedamos en vernos cualquier día sin definir, la cosa quedó ahí, algún contacto por foros y por faceboock y poco más.
Estamos a finales de febrero falta un mes para la Ruta, me llama Miki y me cuenta:
-“Manolo, echo de menos la Ducati y las chicas”.
Yo le contesté: “Miki, la Ducati tiene remedio”.
Nos reímos un rato y me comentó que rodaríamos juntos algún kilómetro para conocer a mis amiguitos vespistas y por que con su dos y medio, tenía que ir relajadito.
-“Te doy la inscripción en la cena de “Las Ratas”. Me dijo.
-“No, Miki. Ese fin de semana estoy en Valencia, con un montón de Vespas y con la familia, no puedo ir a la cena”. Respondí.
-“Como te lo montas macho, ya nos veremos”.
Fue el fin de la conversación,
El día 5 de abril recibí un mensaje en mi móvil, el corazón de mi entrañable amigo Miguel Calvera Cuartero “Mikimoto” había dejado de latir y en voz baja sin molestar a nadie Miki se había ido sin despedirse, ya no rodaríamos juntos nunca más, ni dibujaremos esquemas eléctricos en las servilletas de las bares, ni siquiera discutiremos si Pirelli es mejor que Metzeler o es más de los mismo.
Los siguientes días fueron de color gris pero planifiqué la salida como un logro más que como un paseo, sabía que su amigo Lobato llevaría a Ana (su hija) en la moto para hacer la Ruta y que las cenizas de Miguel Ángel recorrería por última vez el Pirineo.
En la víspera de la Ruta se conoció el recorrido, que como no podía ser de otra manera fue en honor a Miki, la ruta eran 734 kilómetro y 18 puertos, yo tenía que añadir 196 kilómetros y 2 puertos más por ir y venir desde la puerta de mi casa.
A las 5:30 horas de la mañana del 30 de abril 3 motoristas del Moto Club Ratas del Queiles de Tarazona pusimos rumbo, por Pozuelo para no coger autopistas, al Hotel Diagonal Plaza para formar parte de la caravana de más de 600 motos de la VII Ruta de los Penitentes.
Llegamos al hotel sobre las 6:45 y vi a lo lejos dos Vespas (una de ellas sabía que era la Px de Mamu que venía desde Castellón a rodar con
nosotros) aún así entre en el hotel, tomé café y un bollo, “meadita del miedo”, arranqué mi moto en solitario y me fui a la cabeza de salida (se sale de 4 en 4 cada minuto).
Pregunte: “¿Hace mucho que han salido las Vespas?”
El responsable de control me contestó: “15 minutos, espera que te sello y sal ya, a ver si le coges”.
A las 7 y 10 minutos de la mañana en solitario inicié la Ruta, con el corazón en un puño, nerviosos y con un subidón de adrenalina importante.
Mi primera intención era alcanzar cuanto antes las 4 vespas que debían ir por delante de mí aceleré y en el trayecto a Huesca fui por la N330 en lugar de por Autopista pues pensé que mis compañeros no irían por esta ruta (me equivoqué iban por la autopista) y les cogí en la Gasolinera de Monrepós km 103 de la ruta, repostamos (aunque Ana ya estaba algo nerviosa por la pérdida de tiempo) giramos hacia Boltaña y abordamos el Serrablo. Mamu sale como un tiro y Ana tras él en la subida, llegamos al control sellamos y toca bajada, Mamu y Ana se pican con un grupo de BMW’s y les adelantan a cuchillo, El Bielas va a por ellos y yo con Vespuña tras de mí, paso de jugármela, pero me hacía gracia ver desde 100 metros más atrás la perspectiva que te da el puerto a 2 pequeñas Vespas (una de ellas con un baúl de correos) adelantado RS a las que les sienta como un tiro. Pasado Boltaña, Vespuña vuelve a pinchar, se cambia la rueda sin consecuencias y en Ainsa inflamos la rueda y unos Scouts, nos hacen una foto, próxima parada Gasolinera de Campo kilómetro 211 de la Ruta.
Pero no fue así, al poco de salir de Ainsa, Mamu que estaba disfrutando como un niño con zapatos nuevos se descuida y da una voltereta sobre la carretera, yo le veo caer pero como voy muy cerca, le paso y cuando paro no veo nada por la curva, me voy acojonado corriendo por que he visto su cara en el impacto (llevaba el modular abierto) y no sé qué ha pasado, ni siquiera sé si por el tipo de caída puede haber más implicados. Llego al sitio y me tranquilizo, está bien, esta andando y está de mala leche, dentro de la normalidad, la moto tiene un golpe considerable, ha pegado con el primer mocho del guarda raíl en el bloque motor y lo ha partido.
Recogemos todo , avisamos del accidente y una vez que Mamu contacta con Asistencia en Viaje, nos pide que sigamos y seguimos adelante con mal cuerpo pero con el consuelo de que no había sido nada para lo que podía haber sido.
Continuamos El Bielas y yo y tras nosotros Vepuña y Ana, llegamos a la gasolinera y como hay cola para repostar y no llegan me vuelvo para ver qué pasa, resulta que Vespuña ha gripado y no puede continuar, nos despedimos y llegamos a repostar al fin a Campo, mientras repostamos El Bielas cambia la transmisión del freno delantero y continuamos con Ana delante marcando la Ruta y la verdad con mal cuerpo y una manera de conducir un poco ausente, se nos hacen eternos los 50 kilómetros que hay hasta el Control 2 que es el almuerzo y cuando llegamos decidimos relajarnos un poco llevamos 250 kilómetro de ruta, quedan 2/3 y parece que venimos de la guerra, o subimos la moral o nos da algo, “El Bielas”
y yo almorzamos lo que nos ponen (aprovecho para reconocer al Rafa “El Bielas” como un gran compañero de ruta, recomiendo a cualquiera no dude rodar a su lado) Ana entre los nervios y que no le entra nada se come un trozo de pastel que parece que algo anima y un dedo de vino, yo dos cervezas que me saben a gloria.
Son más de las 12 de la mañana (mi idea era salir de España antes de las
12:30) pero las cosas han pasado así y vamos a Vielha para de allí entrar a Francia por el Portillón, no se los puertos que llevamos, pero hemos descubierto en los repostajes que la GTS 300 a la misma velocidad que la PX 200 gasta un par de litros menos cada 100 km.
Discurrimos por Francia entre rutas, carreteras y miles de curvas , coronamos Aspin y sellamos el Tercer Control bajamos prácticamente en solitario hasta Argeles Gazost donde repostamos y por fin me bebo una botella de agua, amenaza algo de lluvia y estamos en el km 445 continuamos y subimos Soulor Cuarto Control y se cambia la ruta por el Aubisque, Ana y Rafa van como un tiro, pero yo como nunca había pasado por allí prefiero tomarlo con más tranquilidad pues me parece un lugar maravilloso y quiero verlo, una vez finalizada la bajada continuamos hasta la frontera y entramos de nuevo en España por el Portalet, nos ponemos de nuevo algo de abrigo (en Francia nos quitamos algo de ropa para no coger el sarampión, del calor que hacía) y llegamos del tirón con algún fallo de potencia entrando en España en la Px de Ana, repostamos en Hostal de Ipies y Ana llama a los damnificados a ver que tal están, nos dicen que bien, es el kilómetro 622 de la ruta y son las
8 de la tarde, continuamos hasta Arguis, sellamos el Control 5 y nos tomamos algo con la gente del Motoclub Monrepos, yo me tomo una cerveza y brindo conmigo mismo en la intimidad por la memora de mi amigo “Miki”
y lo que le gustaba este sitio. Pierdo las llaves de la moto que encuentro unos minutos después para dar un poco de emoción a la ruta.
Salimos hacia Zaragoza por autopista, dejo a Ana y Rafa que no les espero que quiero llegar pronto a Zaragoza y repostar por que aún tengo que ir a Tarazona, voy a tope por la autopista hasta la gasolinera que hay frente al hotel, lleno el depósito y en el hotel sello el sexto control y me acreditan como Penitente, son las 10 de la noche, llamo a mi mujer para contarle que ya estoy cerca de casa y un poco después llegan Ana y El Bielas, mientras les acreditan, ceno un poco y me bebo algo de agua, me despido de la gente, son las 11 de la noche, llueve sobre Zaragoza y mi Vespa y yo nos vamos a casa recorro el camino de retorno tranquilo y cansado, poco después de pasar Borja me alcanza Petita, ruedo tranquilo ya no llueve, llevo prácticamente 19 horas encima de mi Vespa, la aparco, está sucia pero ya la limpiaré, no son horas.
Llego a casa, mi hijo duerme le doy un beso, mi mujer se hace la dormida, aunque sé que ha pasado un día de nervios por mi afición a las motos y me pregunto si merece la pena, también la beso. Tardo unos minutos en dormirme y pienso:
-“Querido Miki, ya sé como son las curvas en el cielo, que las disfrutes”.
avatar
Kike

Cantidad de envíos : 1766
Fecha de inscripción : 31/12/2009
Edad : 48
Localización : Cabezón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.